Contacto

Si tienes cualquier duda o sugerencia; escríbeme a: e3c.rodriguez23@gmail.com

Seguidores

Instagram

La Administradora

Mi foto
Soñadora, cazadora de nargles, corresponsal del quisquilloso, descubridora de criaturas y mundos. Okupa del 22-1B de Baker Street,Caza sueños y amante de la lógica y la razón; adicta a los anagramas, rompecabezas y amante fiel del misterio. Siempre armada con un ejemplar del quisquilloso, gabardina y lupa, paseo por las calles. Como viajera empedernida mi mundo está lleno de criaturas por descubrir y misterios que resolver, que de momento lleno de historias gracias a las novelas.
Sherry. Con la tecnología de Blogger.
domingo

¡Holaa! ¡Qué tal el fin de semana? Hoy os vengo con una entrada livianita sobre lo que me encuentro leyendo actualmente.


El otro día estuve de compras por el corte inglés, y cuando me pase por la sección de libros me di cuenta de que el libro estaba de oferta, así que sin pensármelo dos veces lo compré.
Es muy, muy cortito y tiene la fuente de la letra enorme (esto me sorprendió mucho, supongo que será para rellenar hojas xD) se lee en nada. Me quedan muy pocos capítulos así que seguramente tendréis la reseña el próximo día. Me está gustando, pero no me parece nada del otro mundo.


¿Qué os parece? ¿Os llama la atención? 
A continuación os dejo la sinopsis:



¿Desde cuándo son puntuales los aviones a la hora de despegar? Hadley ha llegado cuatro minutos tarde, lo que, bien pensado, no parece mucho; una pausa para la publicidad, el descanso entre dos clases, el tiempo que lleva calentar un plato precocinado en el microondas. Cuatro minutos no son nada. Cierra los ojos solo un instante y, cuando los vuelve a abrir, el avión ha desaparecido.Hoy debería ser uno de los peores días en los diecisiete años de la vida de Hadley Sullivan: ha perdido su vuelo por cuatro minutos y ahora está atrapada en el aeropuerto JFK de Nueva York. Llega tarde a la segunda boda de su padre, que se celebrará en Londres, con una mujer a la que Hadley ni siquiera conoce y que pronto se convertirá en su madrastra. Pero entonces conoce al chico perfecto en la atestada sala de espera del aeropuerto. Su nombre es Oliver, es británico y su asiento es el 18C. El de Hadley, el 18 A. Los caprichos del destino y las casualidades de la vida son el motor de esta conmovedora novela sobre lazos familiares, segundas oportunidades y primeros amores. Desarrollada a lo largo de 24 horas, la historia de Hadley y Oliver nos convence de que el amor verdadero puede aparecer en nuestras vidas cuando menos lo esperamos.

9 comentarios:

Hannah; dijo...

A mi me pareció un libro muy mono *-*

Omi-chan Takumi dijo...

Yo lo quiero leer desde que salió, pero como ya sabes mi wishlist es más que infinita u.u
Bessssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssis super fuertes *dosis de amor extra*

Saray dijo...

A mí me llama la atención.
Seguramente sea típica y tópica, pero bueno.
No sabía de esa oferta, mañana mismo me paso!! :P

Un beso!

Sunset. dijo...

A mí me pasó algo parecido, lo vi y dije "¿Seis euros?" miré detenidamente mi monedero y dije "oh, santo cielo, tengo pasta..." y lo tengo en la estantería xD.
Besos y espero que lo disfrutes :)

Arthur Keys dijo...

A mí este tipo de libros...
No soy mucho de amor, aunque algún día tendré que leer algo romántico, supongo yo.
Un abrazo!

Hikari dijo...

A mí me gustó bastante <3! Es una historia corta pero bonita, guardo muy buen recuerdo de ella..así que nada, espero que te guste (¡y qué bien que la encontraras de oferta! ya que de normal tiene un precio elevado :P) ¡Besos!

Lena dijo...

Yo pensé comprarlo cuando lo sacaron en oferta, pero luego pensé que no era muy de mi estilo. De todas formas no decarto leerlo, por lo que estaré esperando tu reseña a ver qué dices de él, y ya veré si lo leo o no, porque con estas ofertas no hay quien se resista.
Besos!

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

Me encanto el año pasado cuando lo descubri :) espero que lo disfrutes como yo hice <3
besos

girl pink dijo...

Alomejor me animo a comprarmelo por la oferta,ya nos contaras que te parece.
Besos